Mario Álvaro Jiménez

Mario Álvaro Jiménez
Mario Álvaro Jiménez

Mario Álvaro Jiménez

Biografía

Nací en València hace ya tiempo (59). Me encanta el trabajo en Artes Gráfica y a ello me he dedicado siempre. Desde muy joven me vinculé al arduo trabajo de cambiar este sistema tan injusto.

Los primeros responsables de mi formación social fueron “curas obreros”, personas excepcionales como Julio, Eutiquio, Antonio etc. Pero también me venía de familia, mi padre me cantaba canciones antifascistas. Una persona buena.

Nunca participe en partidos políticos y siempre estuve vinculado a movimientos de base. Con otr@s comañer@s creamos la Associació de Veïnes i Veïns del barri de Sant Marcel•lí. “Mi barrio”, “El Caicu”, el “Club Juvenil”, las “Fiestas Populares” son algunos de los colectivos en los que he participado.

Me gusta el fútbol y los deportes en general. Algo que chirriaba en la izquierda de la época pero que era fundamental en Sant Marcel•lí. Casi todas las personas del barrio que nos movíamos para transformar la realidad éramos muy del deporte.

En 1977 me afilié a la CNT y luego me fui con el Congreso de València, CGT.

Y vino la explosión, el 15M, ¡uf! Que subidón. Esperanza, emoción, ilusión…. Ver a miles de chavalas y chavales debatir, soñar, organizarse… Me dejó sin palabras y me volví a despertar.

Llegó el 2014, Podemos, otra forma de organizarse. Una herramienta para el cambio. Desde el principio me cautivó. Y aquí sigo.


Motivación

Las ciudades han sido motor del cambio político en nuestro país a lo largo de su historia. Hoy son más fundamentales que nunca para construir soberanía y poder popular. Hay que dar pasos para acercar la gestión de lo público a la ciudadanía, para generar participación y crear espacios amables de decisión colectiva. Nuestra ciudad lo necesita. Hay muchas carencias que cubrir y Podemos, como organización municipal, debe asumir la responsabilidad de solucionarlas.

Como organización, además, tenemos que cultivar la diversidad y la pluralidad. La diversidad en Podemos es la riqueza de las organizaciones de base. Por eso creo que un paso importantísimo es dotarnos de espacios para repensarnos desde abajo y dar protagonismo a los Círculos. Hoy, más que nunca, es indispensable llevar Podemos a todos los barrios. De la manera que mejor se ajuste a cada espacio pero con ambición de estar en cualquier lugar en el que podamos ser útiles.

Pondré mi granito de arena desde el CCM para realizarlo