Lola Saiz

Lola Saiz
Lola Saiz

Lola Saiz

Biografía

Nací en Sollana (Valencia) en 1963, un año lleno de contradicciones. Mientras que en el Estado español se creaba el Tribunal de Orden Público, se realizaban consejos de guerra por rebelión militar y se dictaban penas de muerte a presos políticos, en la otra parte del mundo se promovía la primera “Ley de Igualdad Salarial” y manifestaciones por los derechos civiles, con discursos como “I have a dream” (yo tengo un sueño) que han marcado a toda una generación.

Colaboré, a principios de los años 80, con movimientos antimilitaristas y de insumisos. Participé activamente en los movimientos contra la entrada de España en la OTAN. Después de la profunda decepción sufrida por la postura tomada por PSOE en 1986, al convocar un referéndum y apoyar la permanencia en la OTAN, mientras que, cuando estaba en la oposición, su lema era “De entrada no”, dejé de estar implicada en la política activa.

Desde hace 26 años y hasta la fecha de hoy, soy trabajadora autónoma en el sector de Seguros. Conozco los problemas que padece este sector, agravados por nuestro aislamiento y menor acceso a recursos financieros, humanos y técnicos.

Soy una persona indignada mas, cansada de soportar las injusticias y la gran estafa consentida  por los que nos vienen gobernando.

 

Motivación

En la actualidad estamos en un momento de cambios acelerados. El régimen está enfermo y ello nos da una oportunidad. No podemos permitir que pase de largo. Es ahora.

En mi caso leer, entender y asumir el manifiesto “Mover Ficha” representó una reactivación de mi conciencia adormecida.

Había dejado de hacer política. Otros la habían hecho por mí y el resultado no me gustaba.

En PODEMOS se concretan todas estas inquietudes y, por eso, he decidido presentarme al Consejo Ciudadano Municipal. Para colaborar desde la humildad. Reconociendo que me quedan muchas cosas por aprender, aunque algunas puedo aportar.

Contribuir con mis ganas de trabajar a este proyecto de inteligencia colectiva –que está en construcción y supone una profunda transformación social– es mi mayor ilusión.

Tenemos un reto. Remover del poder a la clase política que gobierna Valencia. Una ciudad en la que priman los intereses de unos particulares corruptos frente a los de una ciudadanía cada vez más empobrecida.